La vida de Miguel de Cervantes en Madrid

Estatua cervantes

La vida de Miguel de Cervantes en Madrid

A pesar de haber nacido y crecido en la ciudad de Alcalá de Henares, en las calles de Madrid se respira también el rastro de la vida de Miguel de Cervantes Saavedra, probablemente el autor español con más prestigio internacional de todos los tiempos. Hoy, en el IV centenario de su muerte, nos adentramos por las calles que marcaron la trayectoria de la vida y obras del autor, todas ellas próximas a nuestra escuela, Tandem Madrid. Resulta increíble pensar que hace unos pocos siglos Cervantes estaba paseándose por las calles que hoy tan a menudo frecuentamos, en la mente de un hombre que no llegó a recibir entonces el prestigio que tanto anhelaba.

Saliendo por la puerta de la escuela, tomando la calle Marqués de Cubas a la derecha, llegamos a la Plaza de las Cortes. Allí, enfrente del congreso se erige una estatua en honor de Miguel de Cervantes. Esta fue la primera estatua en Madrid que rendía homenaje a un hombre de las Artes. Es obra del arquitecto Antonio Solá y data de 1835. En el año 2009, con motivo de unas obras de remodelación, apareció, bajo la base de la ubicación original de la estatua, una “cápsula del tiempo”, que contenía cuatro tomos del Quijote de 1819, un libro de la vida de Miguel de Cervantes y otras publicaciones, además de medallas y monedas en buen estado de conservación.

Estatua de Miguel de Cervantes

Subiendo por la calle del Prado y girando a la izquierda por la calle del León, llegamos a la calle de Cervantes, antigua calle de Francos, donde una placa conmemorativa reza que vivió y murió el célebre escritor.
Si tomamos de nuevo la calle del León y giramos en la siguiente calle, la calle Lope de Vega, encontraremos la iglesia de las Trinitarias. Cervantes pasó cinco años cautivo en Argel y consiguió su liberación gracias a los monjes trinitarios en 1580. Agradecido por este acto, en su acta de defunción se puede leer: “Mandóse enterrar en las monjas Trinitarias”. En el año 2015 una serie de investigadores dice descubrir los restos de Cervantes y su mujer en esta iglesia.

Convento de las Trinitarias Volviendo a la calle del León y terminándola, nos encontramos con la calle Atocha. Tomándola hacia la izquierda, en el número 87, encontramos el edificio en el que se imprimió la primera edición del Quijote en 1605. Este hospital, que se convirtió en imprenta, recibió el nombre de Editora del Quijote o Imprenta del Quijote. Actualmente es la sede de la Sociedad Cervantina, una entidad cultural para fomentar el conocimiento de la vida y obras de Miguel de Cervantes Saavedra. Siguiendo por una de las calles perpendiculares, San Eugenio, encontramos la imprenta Juan de la Cuesta donde fue editada la segunda parte del Quijote en 1615.

Sin duda, muchos más rincones quedan por descubrir en este Madrid de Cervantes. Si caminamos hasta Plaza de España, podremos apreciar que el monumento principal está dedicado al célebre escritor, y en él podemos apreciar a los protagonistas del Quijote, además de escenas de otras novelas representativas de Cervantes como La Gitanilla o Rinconete y Cortadillo.

imprenta Juan de la Cuesta

Por último, y no menos importante, no podemos salir de Madrid sin visitar la Biblioteca Nacional, en cuya fachada podemos encontrar una estatua de casi tres metros de nuestro Miguel de Cervantes. Además, coincidiendo con el aniversario de la muerte del autor, la Biblioteca Nacional de España, junto con Acción Cultural Española, han realizado una exposición conmemorativa titulada: Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016) que podremos disfrutar hasta el 22 de mayo de 2016.

No queda más que salir a explorar este Madrid de Cervantes, en busca de aventuras y caballeros andantes. Esta semana, hasta el 30 de abril, podrás disfrutar de una serie de eventos en el marco de las fiestas de Cervantes, en comemoración del 400 aniversario de su muerte.


Like this page? Share it!


Comment ( 1 )

Comments are closed.