Español y Flamenco: dos pasiones para disfrutar y aprender en Madrid

Los tacones y parte inferior del vestido de una bailaora

Español y Flamenco: dos pasiones para disfrutar y aprender en Madrid

El español y el Flamenco van de la mano. Esta centenaria expresión artística, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO desde 2010, es un arte genuinamente español. Nacido en Andalucía, el flamenco representa el mestizaje y convivencia entre culturas en España. De la mezcla de las culturas árabe, judía, gitana y andaluza surgió este arte que hace que emociona a personas de todo el mundo.

Si bien el Flamenco surgió en el sur, hoy en día Madrid es considerada la capital del flamenco. Todo artista que quiera prosperar en su carrera pasará tarde o temprano por la capital. Además, en Madrid es donde se mueve la gran industria discográfica que da a conocer el arte flamenco al mundo y el punto de partida de los artistas flamencos reconocidos internacionalmente.

El éxito de este arte es tal que un país tan lejano como Japón es considerado la segunda patria del flamenco y cuenta con “bailaores/as” de renombre. El flamenco vive en Madrid. Es por ello que los interesados en hacer un curso de español y aprender flamenco tienen otro motivo por el que venir a la capital.

Gran parte de la razón de que en Madrid estén muchos de los tablaos flamencos más importantes de España se remonta al siglo XIX con los cafés cantantes, que ofrecían, aparte de los servicios propios de un café, espectáculos de cante, baile y toque flamenco en un pequeño tablao de madera. En Madrid, la popularidad de estos establecimientos llegó a ser tal que llegó a haber más de 50 cafés cantantes abiertos simultáneamente.

Café cantante en Madrid

A partir de la década de 1960 estos locales se transformarían en lo que hoy conocemos por tablaos flamencos. Algunos de los más importantes y conocidos que no se puede perder ningún estudiante de español en la capital son: El Corral de la Morería, Las Tablas, El Lucero, Casa Patas y la Quimera.

En estos tablaos se puede disfrutar de las tres disciplinas flamencas: el cante, el toque y el baile. El flamenco es el resultado de la mezcla de la música vocal, la danza y el acompañamiento musical. Sentimiento y pasión en estado puro.

El flamenco tiene más de 50 palos (estilos de cante) que se pueden agrupar de forma distinta: según su procedencia, métrica, si van acompañados o no de guitarra o baile… A primera vista esto puede parecer complicado, pero para ayudarnos a entenderlo tenemos que saber que cada palo tiene una estructura, con una parte fija y una variable. Algunos de los más comunes y conocidos son las Alegrías, Bulerías, Fandangos, Seguiriyas y las míticas Sevillanas.

Bailaora de flamenco

Madrid no solo ha propiciado la carrera musical de grandes artistas flamencos sino que ha sido cuna de cantaores y bailaores como Mercedes López, Vicenta La Gitana, El Canario de Madrid, El Canario de Colmenar, El Niño de Madrid, El Chato de Vicálvaro, o el Chato de Las Ventas.

En Madrid nacieron también el bailaor Eduardo Serrano, El Güito, las bailarinas Teresa Vallejo, La Tati, Laura González, Raquela Ortega o La Truco y la dinastía de Los Pelaos, toda una generación de bailarines flamencos madrileños.

Conocer el flamenco en Madrid es acercarse al corazón del sentir y la cultura española, que sigue el compás de una guitarra y rezuma duende por los cuatro costados.

¿Te gustaría aprender español y aprender las claves del flamenco?

Aprende español y descubre este centenario arte.

Curso de español y pasión flamenca


Like this page? Share it!


No Comments

Comments are closed.